miércoles, enero 04, 2012

Guarnición de tomates y cebollas glaseadas



Preparé esta receta una noche que descubrí varios tomates en la heladera ya bastante maduros, para evitar perderlos. Me llevó diez minutos. La preparé con aceite de oliva virgen, aunque lo usual es prepararla con manteca, pero soy poco afecta a las grasas lácteas, que es con lo que se prepara internacionalmente. La preparé muy rápido, casi sin condimentos, con un glaseado mínimo y la dejé en la heladera hasta el día siguiente, cuando la usé como acompañamiento del almuerzo. Mientras servía mi plato y me preguntaba que tal habría salido escuché esta voz que salía desde el comedor: “¡Esto está buenísimo, trae más!” ¡Música para los oídos de un cocinero!

El glaseado es una técnica culinaria muy simple que consiste en cocinar alimentos con poco líquido, sal, azúcar y alguna materia grasa para lograr un acabado brillante. Se puede hacer con frutas, como higos o damascos, y con verduras como tomates o cebollas. Generalmente es para preparar una guarnición en cenas formales, y se suele ver como guarnición tradicional en las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Una Guarnición de tomates y cebollas glaseadas para contrastar sabores salados.

Ingredientes

4 tomates medianos
4 cebollas chicas
Aceite de oliva virgen
Sal
1 cucharada de azúcar blanca

Instrucciones

Lavar las verduras y cortar a cada una en cuatro gajos
Colocar todo, con semillas incluidas, en una sartén con aceite de oliva caliente
Agregar sal a gusto y una cucharada de azúcar.

Dejar cocinar unos minutos hasta que vemos que la cáscara del tomate comienza a desprenderse

Apagar el fuego y quitar la cáscara del tomate con la ayuda de un tenedor y una cuchara

Volverla al fuego y dejar que se reduzca un poco el jugo, pero no demasiado, el objetivo es dejar que tome brillo el tomate al que le acabamos de retirar la cáscara
Servirla como guarnición de papas, arroces, queso vegetal (Tofú) o carnes, etc.

Tal vez también le interesen

Guarnición de Uvas con cebollas
Papas al horno con hierbas
Coliflor al ajillo con sésamo tostado

3 comentarios:

  1. Unas receta muy sencilla, cada vez me gusta mas el tomate cocinado antes no salía del tomate frito.. pero esta tan rico, nunca lo he preparado glaseado, así que lo apunto porque pronto lo pruebo seguro! saludos

    ResponderEliminar
  2. Mmm que rico! lo que a mi me gustan los tomates! Un beso

    ResponderEliminar
  3. A Magda y Cuinera, muchas gracias por su visita! Cariños

    ResponderEliminar