lunes, julio 09, 2012

Champiñones salteados para picadas rápidas



Una pequeña idea para presentar a los comensales las saludables semillas de zapallo.

Cuando invitamos amigos, lo usual en Argentina es convidar algún pequeño bocado antes de sentarse a la mesa, algo que “abra el apetito” decimos por aquí. Y a estos pequeños bocados los llamamos “picada”, porque el anfitrión coloca en bonitas bandejas ingredientes varios que el comensal va “picando”. Lo clásico es servir dados de jamón, dados de queso Mar del Plata, Gruyere o Fontina, dados de salame o salamín, aceitunas rellenas y rodajas de pan francés, aunque los tiempos modernos han popularizado también las papas fritas compradas y los palitos de harina de trigo tostados y salados.

Esta costumbre de la picada, aperitivo, tentempié o como lo llamemos, la seguimos en casa “a rajatabla”, pero la hacemos más económica, con tostadas o panecillos con rellenos de verduras salteadas. La clásica es con dados de tomate, albahaca picada y ajo salteado, pero hoy les presento una diferente, champiñones salteados para picadas rápidas.

Ingredientes

Algunos Champiñones, Portobello,Shiitake, Gírgolas u otros hongos similares
1 cebolla chica (blanca o roja)
Panecillos (1 x comensal como máximo)
Semillas de zapallo o girasol al natural, 3 cucharadas.
Sal marina
Queso parmesano rallado, 1 o 2 cucharadas
Aceite de oliva de primera presión en frío para untar el pan

Instrucciones

Picar una cebolla.
Lavar los hongos y filetearlos finamente (si son Gírgolas, picarlas además de filetearlas).
Colocar en una sartén al fuego una o dos cucharadas de aceite de oliva y cuando está bien calienate tostar en ella los hongos, de esta forma no absorverán demasiado aceite y quedarán tostados y dorados.
Cuando se ven dorados, agregar la cebolla y revolver hasta que se vea transparente, no dorada.
Agregar las semillas de zapallo o girasol, sal, pimienta blanca y si gustamos algún otro condimento, revolver unos segundos, agregar la cucharada de queso parmesano rallado y apagar el fuego.
Abrir los panecillos al medio, ahuecarlos levemente y untarlos con aceite de oliva
Colocar una o dos cucharadas del sofrito sobre cada medio panecillo y servir.

1 comentario:

  1. A mi me encantan los champiñones, setas, portobello, etc. con ajo y mantequilla; y flameados con vino blanco.

    ResponderEliminar