jueves, febrero 09, 2012

Champiñones al ajillo con Couscous y salsa de hierbas y vegetales




Ay mi madre que rico esto. Quería una combinación rica para cenar y pensé en algo con hongos y couscous, la verdad no me arrepiento un pelín. Champiñones al ajillo con couscous y salsa de hierbas y vegetales salteados, con un toque fresco de tomatillos y ciboulette. Para mi sorpresa el gran sabor de este plato no fueron el couscous ni los hongos sino las deliciosas semillas de sésamo tostadas junto con un buen toque de pimienta blanca. La conjunción final de sabores valió la pena.

Este es un plato rico, sano y rápido con poca dificultad, la receta va para cuatro porciones, pero si son golosos agreguen muchos champiñones más, ya que se reducen mucho con la cocción.

Ingredientes

500 gramos de hongos champiñones (también Portobello u otros pueden servir)
2 dientes de ajo
250 gramos de couscous
½ litro de agua mineral
3 cebollas blancas
6 tallos de apio sin las hojas
1 berenjena con cáscara
1 zanahoria
1 tomate
1 ramo chico de perejil
1 ramo chico de huacatay (si no consigue puede reemplazarlo por estragón fresco y dos o tres hojas de menta)
Sal, a gusto
Azúcar, 1 cucharadita
30 gramos de sésamo integral tostado
Pimienta blanca

Para emplatar

Ciboulette, un ramillete
Semillas de chía
Tomates cherry baby, 200 gramos

Instrucciones

Lavar los champiñones, picar los tallos en rodajas y los sombreros en cuartos


Lavar el resto de los vegetales, pelarlos o rasparlos y cortarlos en trozos chicos
Colocar en la picadora el perejil, el apio, la zanahoria, las cebollas, el tomate y la berenjena trozados y darles dos o tres golpes para que queden chiquitos pero no desmenuzados.

Saltear este picadillo de vegetales en tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen y condimentar con un poco de condimento para pizza seco (ajo, perejil, orégano y ají molido), una cucharadita de café de sal y una pizca de azúcar.

Picar el huacatay (o un ramito de estragón con 3 hojas de menta si no lo consigue) y agregarlo a la salsa cuando ya está lista, dejando que se cocine solo un minuto, para que aporte todo su sabor al plato. Apagar el fuego.

Poner a hervir medio litro de agua mineral con una pizca de sal y cuando hirvió agregar el couscous en forma de lluvia, apagar el fuego y dejar que absorba toda el agua sin revolver. Lego desmenuzarlo con un tenedor de material plástico para no aplastarlo.

Cortar cada diente de ajo en dos y saltearlos en tres cucharadas de aceite de oliva, retirarlos del aceite

y agregar los hongos, saltearlos y dejar que se cocinen con una cucharadita de sal y una de pimienta blanca, revolviendo todo (también se pueden colocar los ajos bien picaditos y no retirarlos, eso es a gusto)
Tostar las semillas de sésamo como mostré ACÁ.
Emplatar cada porción con un aro de metal, un buen cucharón de salsa abajo,

una cucharada colmada de semillas de sésamo en el medio

y el couscous arriba apisonandolo apenas un poco para dar forma.

Acomodar alrededor bastantes champiñones al ajillo, hebras de ciboulette, tomatillos cherry y semillas de chía, sésamo u otras de su preferencia.


Colocar pequeños toques de semillas en cada plato no solo lo enriquecen visualmente sino que generalmente lo completan nutricionalmente, como en este caso, donde el sésamo, además de su rico sabor, aportó una buena cantidad de calcio de alta disponibilidad biológica sin usar lácteos.

Tal vez también le interesen

Piñones con Champiñones
Ceviche de champiñones
Receta con papines andinos

4 comentarios:

  1. Qué delicia y bien presentado el plato!!! Me vendría bárbaro para este mediodía, riquísimo!!!
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Que pinta mas rica, me encanta el cous cous ^^

    Un saludo

    ResponderEliminar