lunes, octubre 05, 2009

Coulis de Tomates Glacé



El coulis de tomates glacé es una preparación muy sana y fácil de preparar ideal para transformar una humilde papa en la estrella de la cena. También es ideal para combinar con alimentos cocidos y aplicar el concepto del Cruco para que su alimento sea siempre más sano y digestivo.

¿Que es un coulis? Es un puré fluido de alguna fruta o verdura pelada y licuada perfectamente. Debe quedar una mezcla muy fina y homogénea, sin fibras ni agregados de agua. El término deriva de la palabra francesa “couler” que significa colar, verter. Pueden hacerse coulis dulces para acompañar postres, con frutillas, cerezas o ananaes (piñas) y coulis salados para acompañar carnes o arroces, con tomates, pepinos y otras verduras que en el futuro les presentaré. También puede utilizarse sobre tostadas de pan lactal o integral como base de canapés.

Ingredientes

4 tomates
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de aceite de oliva
½ cucharadita de sal
½ cucharadita de pimienta

Preparación

Lavar, pelar y trozar los tomates.
Colocar en la licuadora a máxima velocidad con el resto de los ingredientes.
Servir como fondo de plato.

Para un coulís perfecto usted debería retirar las semillas de los tomates, pero si entre sus invitados no hay un chef incorpore a su coulís el aporte vitamínico de las semillitas y el coulís quedará tan bien como en la foto de arriba.

Generalmente se eligen frutas y verduras con mucha agua para poder licuarlas bien. Se retiran todas las fibras y semillitas y si la verdura elegida es muy fibrosa se puede tamizar o colar el resultado agregando espesantes naturales o almidón de maíz.

La mayoría de los “coulis glacé” de frutas llevan una cocción lenta junto con una cucharada de azúcar y una cucharada de jugo de limón para matar un poco tanto dulzor, pero como yo creo en las bondades de las vitaminas frescas los preparo casi siempre crudos y además de ganar salud ensucio menos cacharros.

Coloque un cucharón de coulís glacé sobre el fondo de cada plato y sobre él las presas de carne y/o timbales de arroz o puré. Decore con un ramito de menta o perejil.


También podría interesarle
Salsa de tomates cero colesterol, sin freír
Salsa de tomates crudívora
Salsa de puerros y zanahoria
Salsa Eva con tomates y manzanas
Salsa Blanca con cebollas

2 comentarios:

  1. Hola Silvia, cuando nos juntamos con nuestra amiga a ver la flor que se abre una vez por año(Queen of the Night), organizamos una picada, y mi amiga hizo gazpacho, que es más o menos lo que presentás (según lo que ella me explicó), más un poco de pepino y cebolla. Es una minima variante, y realmente, fue riquísimo. Lo sirvió en copas con unas hojitas de albahaca y en un platito separado puso unas tiritas de ajíes. Fantásticos estos coolies! El gran pecado fue comer de acompañamiento unas galletitas integrales con diferentes quesos, pecadores pero felices! Muy buena tu idea de este post. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Myriam, me gustó la idea del gazpacho, en cualquier momento va la receta para que todos la disfruten, que rico!!! Sos una gran inspiradora, gracias!

    ResponderEliminar