domingo, abril 18, 2010

Galletas de coco y harina de amaranto



Como los domingos me gusta preparar algo dulce y rico y tenía coco fresco, este fin de semana me decidí por unas galletas de coco y harina de amaranto. Esta es una receta fácil y rápida de preparar. Ya tenía los cocos hacía bastante tiempo guardados en la heladera y necesitaba usarlos, se mantuvieron muy bien.

El sabor del coco fresco es mucho más suave que el comprado seco. Un coco standard tiene entre 400 y 500 gramos y su pulpa, una vez pelado, pesa aproximadamente la mitad de lo que pesa el coco sin abrir.

Hay dos formas de abrir y preparar el coco fresco, una es abriendole orificios en los agujeros blandos que tiene y sacar la leche por allí, serruchándolo luego con cuidado para no derramar la leche o metiéndolo en el horno para que se resquebraje.
Otra forma (para los que no tienen a mano el serrucho, que era mi caso) es pegándole unos golpes secos con el martillo hasta que se resquebraje solo por afuera, y luego ingeniándoselas para separar la madera de la pulpa sin romperla (evitando derramar la rica agua de coco) con la ayuda de un destornillador y una espátula de metal. Todo un trabajo les cuento.

Ingredientes
(para 24 rosquitas)

200 gramos de coco rallado
150 gramos de harina de amaranto
200 gramos de azúcar
100 gramos de manteca
1 huevo
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 manga con boquilla rizada


Instrucciones

Golpear el coco con golpes secos hasta que se parta en varios lugares
Separar la madera y tratar de que el coco interno se mantenga intacto
Pelarlo muy bien sacando todo el exterior negro

Sacar una tapa para reservar la leche de coco y no perderla

Cortar el coco en trozos y luego rallarlo con la procesadora o un rallador

Precalentar el horno a 180 grados
Dejar que la manteca se ablande o cortarla en cuadraditos
Mezclarla en la procesadora o la batidora con el azúcar
Agregar el huevo y batir más hasta que quede una mezcla cremosa
Agregar el coco rallado, el agua del coco, la harina de amaranto, la vainilla y mezclar bien, quedará una consistencia bastante firme
Enmantecar una fuente para horno
Colocar la masa en una manga con boquila rizada (o común) y hornear 15 minutos
Retirar las galletas con forma de aros o rosquitas cuando se vean apenas doradas

También puede preparar unos bocaditos de coco y amaranto mas chicos.


Importante: Si se pasan aunque sea cinco minutos la base se quema muy rápido. Yo estaba sacando fotos a una tarta mientras preparaba estas galletas y me pasó (“En casa de herrero cuchillo de palo” diría el dicho popular argentino). Controle a los 10 minutos también para evitar sorpresas.

Recetas similares

Delicias de coco y chocolate blanco
Brownies con helado de crema

4 comentarios:

  1. Gracias Flor, ví tu versión y me tenté, las voy a hacer de nuevo!! Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. QUE RICAS SE VEN, nomás las vi y se me hizo la boca agua una y otra vez por diez veces, a ver si las hago :P

    ResponderEliminar
  3. Bueno, espero tus comentarios cuando las prepares vale? beso!

    ResponderEliminar