domingo, marzo 27, 2011

Licuado de naranjas con mango a la menta



Los jugos de fruta son indispensables para sentirnos bien y sus combinaciones son infinitas, podemos combinar frutas frescas con verduras, frutos frescos, frutos secos, cereales remojados, huevos, hierbas aromáticas, especias, cereales tostados, tés, etc. Para logar un buen resultado, generalmente no hace falta mezclar más de dos o tres ingredientes, como en este licuado de naranjas con mango a la menta, con solo dos hojas de menta fresca, para no tapar el agradable sabor del mango pero aportar un toque diferente.

El mango, Magnifera indica, originario de Asia, tiene la misma textura sedosa que las paltas y el vibrante color del durazno. Es una de mis frutas tropicales favoritas. Hay que comerlo en el punto justo, ni verde ni demasiado maduro, pero cuando está muy maduro es el ingrediente ideal para los licuados lácteos. A la hora de listar sus propiedades, no me alcanza el blog.

Su alto contenido en fibras vegetales ayuda a reducir la tasa de colesterol en sangre, es laxante, ayuda a controlar la glucemia, es ideal en dietas para perder peso por sus pocas calorías y su efecto saciante, es beneficioso por ese mismo motivo para los diabéticos, es antioxidante, combate infecciones por el alto contenido en vitamina C, colabora en la absorción del hierro por su elevado contenido en vitamina C. También es alto su contenido en Magnesio, Potasio, Fosforo y Acido fólico, y al igual que la batata, tiene alto contenido en Triptofano, por lo que contribuye a generar sensación de felicidad (a partir del triptofano el cuerpo produce serotonina, la “hormona de la felicidad”, que nos hace sentir relajados y a evitar sentimientos compulsivos y depresión). Es ideal para vegetarianos por su absorción del hierro gracias a las dosis altas de vitamina C. En contrapartida no está recomendado para quienes tienen problemas de riñones, justamente por su alto contenido en potasio. Es recomendablea para quienes sufren de estréss, aunque tienen por ese motivo poca posibilidad de aprovechar al máximo sus propiedades. Se aconseja en casos de anemia, hipertensión, alergias, insomnio, depresión, salud de la piel y el cabello, enfermedades cardiovasculares, cáncer (por su riqueza en flavonoides) y enfermedades degenerativas (por su alto contenido en vitaminas A y C, que lo hacen capaz de neutralizar los radicales libres). Cuenta con enzimas proteolíticas que se utilizan en salsas para ablandar carnes y hacerlas más digestivas. Aumenta el tránsito intestinal y elimina toxinas del cuerpo muy rápidamente.

El mango es llamado el rey de las frutas no solo por estas propiedades (yo solo estoy nombrando algunas) sino por su gran cantidad de variedades, (de cáscara verde, roja, naranja, amarilla, sedosa, áspera, de forma redonda, alargada, forma de corazón, etc). Todas estas variedades están distribuidas en muchos países como indica la extensa lista de Wikipedia .


Ingredientes

8 naranjas orgánicas de ser posible, son más dulces
1 mango grande a punto, ni verde ni maduro en exceso
2 hojas de menta o de hierba buena (es más dulce y suave)

Instrucciones

Exprimir las naranjas, trozar el mango, picar las hojas de menta y mezclar todo en la licuadora, no hace falta agregar azúcar si el mango está bien maduro. Servir a temperatura natural.


Tal vez también le interesen

Yogur con mango y amaranto tostado
Smoothie de mango
Mango con yogur y chocolate
Crema pastelera con papaya y frutos rojos

3 comentarios:

  1. Hola Silvia, estas son las recetas que más me gustan, ya tengo el mango y la menta, solo voy por las naranjas. Después te comento.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  2. Mmmmmmm, quedo riquísimo, gracias a ti.

    Salud, y vaya que salud, hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro mucho, gracias Chomp, voy a subir otro muy energético esta semana. Cariños!

    ResponderEliminar