domingo, diciembre 20, 2009

Propiedades de la berenjena, Solanum Esculentum



La berenjena es una solanacea, al igual que los tomates, un fruto que se supone originario de la India, pero también hay citas sobre ella en antiguos escritos chinos del Siglo VI y antes de la edad media ya se conocía en Africa del Norte, aparece en Europa en el Siglo XIII y de allí es traída a América por los españoles, cuya parte comestible es la pulpa de su fruto, una baya de unos 10 o más centímetros que contiene las semillas. Hay unas treinta variedades, blancas, amarillas, veteadas, las más conocidas en Argentina son la negra o morada y la violácea de la foto.

De las propiedades de la berenjena se destaca su valor diurético, debido a la gran cantidad de agua que contiene. Se recomienda para quienes padecen insomnio, tienen reuma o problemas circulatorios y alto colesterol malo, estimula las funciónes del páncreas y del hígado. Es antioxidante, antiinflamatorio, sedante y su pulpa machacada es buena colocada sobre quemaduras. Tiene mucha fibra, pocas proteínas y poquisimas calorías y es muy útil en dietas por ello y porque sacia el apetito. Tiene escasos minerales y vitaminas pero presenta ciertos elementos químicos que protegen de ciertos tipos de cáncer. Según estudios de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Venezuela, su té cura la tosferina, la pulpa mezclada con cera y otros ingredientes calma las hemorroides, la raiz cocida es laxante,

Al elegir berenjenas el fruto debe tener buen aspecto, firme, voluminoso, con piel suave y brillante sin arrugas. Está en su punto justo si al presionarla con los dedos queda huella, caso contrario es posible que su sabor sea amargo. Se utiliza hervida, guisada, relellena, horneada, encurtida, en salmuera, a la plancha, asada o frita en muchísimas preparaciones. Frita no es recomendable porque absorbe muchísima cantidad de aceite que la hace difícil de digerir y no se puede consumir cruda porque posee un alcaloide tóxico, la solanina (que se encuentra también en las partes verdosas de la papa) que provoca dolores de cabeza intensos, pero se destruye al cocinarlo.

Para quitar el sabor amargo se deben rociar con sal y limón por media hora y dejar reposar en un lugar oscuro, ya que al contacto con el aire se oxidan. Es muy rica preparada con huevos, proximamente pondré la receta.

2 comentarios:

  1. La berenjena se la re banca! Una gran verdura, super plástica y delicioasa.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mariana como estas? Te mando un abrazo!!

    ResponderEliminar