jueves, diciembre 10, 2009

Salsas para pastas, salsas para disfrutar



Preparar buenas salsas para pastas o arroces necesitará tomates frescos o conservas de buena calidad, perejil y orégano frescos, hojas de laurel, cebollas y ajos, extracto de tomates, un pimiento rojo o una pizca de ají picante seco, pimienta y aceite de oliva. Si puede utilizar verduras orgánicas mucho mejor.

El tomate es muy rico en Licopeno, un potentísimo antioxidante muy necesario para el cuerpo humano que solo es sintetizado por los vegetales, por lo cual debe consumirse con la alimentación SÍ O SI. Las necesidades diarias del ser humano son de entre 5 y 10 miligramos por día.

Hice una buena investigación para verificar en que frutas o verduras lo encontramos además del consabido tomate; el tomate es el rey porque tiene un 90 % de licopeno, sobre todo la variedad en forma de perita, más aún si el tomate está bien rojo y maduro y ha absorbido suficiente sol natural. También aunque en mucha menor medida, hay licopeno en las frutas y verduras de color rojo intenso, que protege a las mismas de los rayos solares, en el pomelo rosado, en el fruto de las rosas (escaramujo) el de la rosa mosqueta, sandía, papaya, guayabas, arándanos rojos, damasco rosado (albaricoque) frambuesas, fresas, cerezas y pimientos rojos. Lo interesante es que es soluble en grasas, por lo cual el agregado de aceite hace más saludable la preparación de salsas, sofritos, sopas o tartas que tengan alimentos con licopeno.

Dados estos datos parece inevitable incluir por lo menos dos veces por semana una buena salsa de tomates, presentando la pasta, los arroces o las verduras en formas originales o sencillas .

Ingredientes

1 kilo de tomates en conserva o frescos
2 cebollas grandes
2 dientes de ajo
1 pimiento verde sin piel
1 puñado de perejil
1 puñado de orégano
3 hojas de laurel
Ají picante molido
Pimienta
Extracto de tomates, 1 cucharadita
Aceite de oliva.
1 cucharaditade té colmada de azúcar
1 cucharada al ras de sal

Instrucciones

Lavar y pelar los tomates (el motivo para ello es porque la piel del tomate no es bien tolerada por algunas personas y les produce acidez) y luego picarlos. Si sabe que los comensales no tienen este problema es mejor picarlos con la piel.

Lavar y picar bien chiquito todas las verduras

Poner al calor del fuego en una sartén, una cucharada de aceite de oliva, la cebolla picada y el pimiento, agregando una cucharadita de agua si lo ve muy seco.

Cuando estén dorados agregar los ajos picados, esperar a que se transparenten y agregar en ese momento medio vaso de agua mineral, el extracto de tomate, los condimentos e hierbas frescas finamente picadas sin los tallos. Agregar si hiciera falta otro medio vaso de agua para cocinar a fuego mediano y que el agua se vaya evaporando, pero cuidado que la salsa no salga seca. La cocción lleva aproximadamente media hora.

Servir sobre pastas, carnes, pollos, arroces, legumbres, hortalizas, panqueques o combinados.

Recetas similares

Salsa de tomates con manzana
Salsa fría de pimientos
Coulis de tomates glace
Salsa de tomates crudívora
Salsa de puerros y zanahoria

4 comentarios:

  1. Hola Silvia, en un supermercado cerca están vendiendo quinoa al lado del burgol. Tenés algo de quinoa en tu blog, para qué sirve? Algún consejo? Y los tomates peritas de la foto, los hacés en conserva? De ser así, me pasás la receta? Un beso

    ResponderEliminar
  2. Myriam la quinoa es una quenopodiacea como las espinacas y la remolacha, algunos la llaman pseudocereal, es tan importante su aporte de proteínas que los astronautas la incluyen en sus alimentos en viajes espaciales. Hay 3 recetas, fijate con el buscador arriba. La semana que viene pongo un post completo sobre QUINOA y paso la receta de la conserva.

    ResponderEliminar
  3. Myriam, lavala muy muy bien porque tiene una sustancia tóxica, y luego hacé panes, galletas, sopas, tortillas, budines, de todo!!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Gracias Silvia, ya estuve leyendo las tres recetas que mencionaste, de todos modos esperaré que postees específicamente, también aguardaré la conserva. Un beso

    ResponderEliminar