jueves, diciembre 03, 2009

Como hacer aceites aromáticos picantes



Para saborizar con aceite picante sin matar al comensal nada mejor que hacer nuestros propios aceites aromáticos. ¿Como? ¡Facilísimo! Sólo coloque los ajíes dentro de una botella de boca ancha bien esterilizada donde haya colocado aceite de oliva de buena calidad, de preferencia de primera presión en frío, o cualquier otro de su gusto. Si lo prueba en los tallarines, tortillas o sobre las verduras no querrá volver a comer un plato sin este toque ¿sabia que los Mayas tomaban gotas de aceite picante en agua tibia para aliviar las bronquitis y congestiones nasales? Y tenían razón, estos ajíes tiene capsacina, una sustancia que actúa como un antibiótico, frenando el ingreso de agentes patógenos presentes en alergias y estimulando las glándulas salivales y las fibras cercanas a la zona nasal aliviando de inmediato los efectos de la sinusitis. También produce la secreción de un neurotransmisor que se libera desde el hipotálamo actuando como adormecedor de la sensación de dolor y aliviando la cabeza y la garganta. Este era su remedio natural contra las gripes y congestiones.

Ingredientes

1 ½ litro de aceite de Oliva
8 o 10 guindillas o ajíes picantes (o más si gusta)

Instrucciones

Hierva un frasco de vidrio y déjelo reposar boca abajo sobre un lienzo limpio.

Limpie los ajíes con un trapo limpio sin mojarlos y hágales una pequeña ranura del lado opuesto al cabito.

Colóquelos en un frasco de boca ancha y tápelo con servilleta de tela y una banda elástica.

Todos los días mueva un poco el frasco, con cuidado para no manchar la servilleta (si las guindillas suben arriba al contacto con el aire se ponen feas, hay que mantenerlas abajo del oxígeno, dentro del aceite).

A la semana o a los 10 días retire los ajíes de la mala palabra o guindillas y cuele el aceite. Coloque el aceite en una botella de vidrio listo para usar.

Conozco tres formas más de prepararlos. Una es quitarles el cabito a los ajíes y machacarlos bien antes de echarlos al aceite. Otra es quitarles las semillas además del cabito y otra es hacerles un cocido durante 40 minutos en aceite tibio, a unos 60 grados. Si no lo sobrecalienta el aceite virgen no perderá sus propiedades .



Hay muchas variedades de ajíes, yo utilicé las que ven en la foto para mostrarles las variedades y los colores, rojos, verdes, amarillos y violetas. Quedan muy decorativos. Luego de colar el aceite utilícelo en empanadas o tortillas o cómalo en un rico sandwich de tortilla ¡Si se anima! Cuanto más tiempo deje los ajíes en el aceite más picante le quedará. No se toque los ojos ni las mucosas de los labios si tocó el ají porque el ardor es muy fuerte. Es muy sabroso, realmente tiene un toque estimulante de las papilas gustativas y genera calor en la zona pectoral luego de consumir uno.

Tal vez le interesen

Salsa fría de Pimientos
Salsa blanca con cebollas y sésamo
Coulis de tomates glace
Salsa de tomates crudívora
Salsa de Puerros y Zanahoria

4 comentarios:

  1. Los ajíes. Después de retirarlos del aceite. ¿Los tiro? o son comestibles o se pueden usar en un chimichurry? por ejemplo. Slds.

    ResponderEliminar
  2. y se pueden dejar en el frasco siempre? he visto en alguna pizzeria q siguen en el frasco..un saludo y gracias!

    ResponderEliminar
  3. Yo los dejo unos 6 meses, no me dura más que eso un aceite saborizado. Saludos

    ResponderEliminar