sábado, julio 10, 2010

Polenta al horno con guarnición de tomatitos cherry al ajedrez



La polenta o harina de maíz es un plato económico que si está bien preparado y presentado puede servirse en una mesa elegante sin ningún temor. Además, es un plato muy nutritivo capaz de satisfacer a paladares gourmet, tanto si se prepara la mezcla rápida o si se compra la que tarda una hora en cocinarse. Sorprenda a sus comensales con esta polenta al horno con guarnición de tomatitos cherry al ajedrez, “polenta al forno” como la llamaban en casa mis familiares italianos, que la servían fundida con queso derretido como si fuera una sopa, salpicada de hierbas y acompañada de salsa de tomates.

La polenta es un alimento muy completo, si además le agregamos semillas de amaranto incorporamos proteínas vegetales de alta calidad biológica. Con el agregado de semillas de chía estamos asegurandonos de que el cuerpo transforme las grasas rápidamente en energía, y con el complemento de verduras crudas estamos asegurándonos de que el plato sea un perfecto CRUCO . Por cada 100 gramos de polenta (harina de maíz) tenemos 10 gramos de proteína, 30 gramos de carbohidratos y 350 kilocalorías. Y no nos olvidemos que también estamos agregando queso (Calcio) y aceite de oliva (omega 3).

Ingredientes
para 8 porciones

500 grs de polenta de cocción rápida
250 gramos de tomatitos cherry
50 gramos de semillas de amaranto
50 gramos de semillas de chia
100 gramos de queso parmesano rallado
200 gramos de queso fresco o mantecoso
Oregano deshidratado, un buen puñado

Varios

1 ramito de perejil
Salsa de soja
Sal marina
Pimienta blanca
Aceite de oliva virgen de primera presión en frio
1 budinera rectangular 18 x 20 aprox.

Instrucciones para impacientes

Preparar polenta rápida como indica el paquete, agregar tomatitos cherry al apagar el fuego, revolver y meter en un molde. Cubrir con queso y servir con tomatitos.

Instrucciones para detallistas

Guarnición de tomatitos Ajedrez

Primero prepare la guarnición de tomatitos ajedrez, es rápida, fácil y divertida.
Coloque a fuego mediano, en una sartén sin aceite, la mitad de las semillas de chía junto con una cucharadita de sal y déjelas tostar un minuto, la idea es que el aceite interno suelte su aroma, no que se doren. Reserve
Coloque a fuego mediano, en una sartén sin aceite, de a puñados, las semillas de amaranto (si coloca muchas es posible que se quemen) y tape con una tapa de cacerola mientras saltan y revientan los granos. Lea por favor este post para que no se le quemen, son muy delicadas . Si las hace de a puñados no tendrá inconvenientes. Reserve.

Lave 150 gramos de tomatitos cherry, séquelos y cúbralos con dos cucharadas de aceite de oliva, un toque de sal fina y pimienta blanca en polvo (poquito!)
Separe en dos bols y cubra uno con la mitad de lass semillas de chía y el otro con las de amaranto reventadas. Reserve

Pastel de Polenta

Untar el fondo de una cacerola con aceite de oliva y colocarle 2 litros de agua con un puñado de orégano deshidratado y una o dos cucharaditas de sal fina. Agregar la polenta en forma de lluvia para no formar grumos y revolver continuamente con cuchara de madera hasta que hierva (si no lo hace el fondo puede quemarse y le dará feo sabor). Cuando hierve y empiezan a reventar las burbujas, dejar que se cocine por un minuto más revolviendo de tanto en tanto (cuidado con las quemaduras, la polenta hirviendo si le salta a la piel puede ser muy dolorosa, es preferible hacer esta parte con guantes).
Apagar el fuego y en ese momento agregar 100 gramos de tomatitos cherry cortados al medio,

revolver un poco y verter todo en una budinera rectangular aceitada previamente (18 x 20 cmts.) Apisonar y dejar tomar forma (la idea es que los tomatitos baby no se cocinen, solo que suelten su aroma).

Tal como está ya se podría servir, caliente o fría, con salsa blanca o salsa de tomates, pero si quiere lucirce siga leyendo.

Desmoldar el pastel y cortarlo en porciones rectangulares, rinde aproximadamente 16 partes

Untar nuevamente la asadera con aceite de oliva.
Acostar las porciones en la asadera y cubrirlas con queso parmesano rallado

Meter al horno a 180 grados durante 10 minutos
Retirar (se verá apenas doradito el queso)

salpicar con semillas de chía

y colocar encima una feta gruesa de queso mantecoso (esta foto se las debo)
Meter nuevamente al horno unos 5 o 10 minutos más, hasta que se derrita bien el queso.
Acompañar de algunos tomatitos blancos y otros negros.
Decorar con ramitos de perejil y salsa de soja.

Recetas similares

Timbal de Pastas al Cruco
Budin de Arroz y semillas de Chía
Pastel de Acelga y Bayas Goji

2 comentarios:

  1. Gracias Myriam, la verdad quedó todo muy rico, y los tomatitos combinaron perfecto con el aceite de oliva y las semillitas. Te mando un beso grande. Silvia

    ResponderEliminar