jueves, julio 22, 2010

Sopa de Chauchas y coliflor



Como les comentaba en otra oportunidad, en Argentina llamamos chauchas a las vainitas planas, judías o ejotes . Son muy nutritivas y versátiles, yo he encontrado ya muchas formas de prepararlas y combinarlas. Algunas veces me sobran puntas, restos de hojas o trozos de tronco grueso, o trozos rotos que no sirven para presentar platos y aprovecho para utilizarlas en nutritivas sopas de invierno, como en esta sopa de chauchas y coliflor, noble crucífera de la cual mucho se está hablando últimamente por sus beneficios y propiedades en casos de cáncer y displasias. Tampoco pierdo la oportunidad de prepararla expresamente con ingredientes enteros.

El único motivo para no disfrutar de esta deliciosa sopa es el mal olor que dejan los azufres de la coliflor en toda la casa cuando se está hirviendo ¡vaya que huelen mal!. Pero el mal olor se va pronto, no se la pierda, el sabor nada que ver, queda riquísima. Si Usted no tiene extractor de malos olores, leí en la red que si ponemos dentro de la cacerola un trocito de pan y un chorrito de leche, o colocamos sobre la cacerola un trozo de pan empapado en vinagre blanco esto absorberá los olores, pero como personalmente no lo probé, si alguno de los lectores lo hizo... ¡por favor cuente! Hasta nuestro vecino va a quedarle agradecido, que feo huele esta verdurita cuando se la cocina!.

Ingredientes
(para cuatro cazuelas)

4 chauchas
¼ de coliflor
100 o 120 gramos de queso Mar del Plata
½ pimiento rojo
1,200 cl. de agua (1 litro + 1 vaso)
Sal marina

Instrucciones

Lavar todas las verduras
Picar bien chiquito la coliflor y las chauchas
Colocar en la licuadora junto con la mitad del agua o más y licuar bien
Colocar esto en una cacerola junto con el resto del agua y una pizca de sal.
Prender el fuego y dejar hervir 20 minutos

Filetear a lo largo y muy finito el trozo de pimiento rojo, como si fueramos a preparar cabellos de pimientos. Luego trozar las tiritas por la mitad.
Rallar grueso y largo el queso Mar del Plata (arrastrando el queso sobre el rallador).
Servir en cada cazuela cuatro o cinco cucharadas de sopa con un buen puñado del queso rallado y algunas tiritas de ají o pimiento rojo dulce. (O picante si gusta)

Secretos: Si puede permitírselo, la sopa queda riquísima con agua mineral natural (no mineralizada artificialmente) y rallándole manualmente queso Mar del Plata en lugar de usar el clásico queso Parmesano rallado. El queso Mar del Plata u Holanda es un queso emparentado con el queso Gouda o Edam, de pasta semidura, de mediana humedad y semigrasa, sabor suave y picante y consistencia elástica, elaborado con leche parcialmente descremada de vacas raza Holando. Va la foto de un trocito para quienes no lo conocen.


Recetas similares

Sopa de cebollino
Sopa crema del Rey
Sopa de zapallo y arroz
Sopa de cebollas y tofu
Sopa crudívora

2 comentarios:

  1. Muy bien lo del pimiento rojo para realzar el sabor! Ah, y la torta de maracuyá, qué rica debe ser! No consigo maracuyá, pero ya la reemplazaré por otra fruta, tal vez mango?
    Un beso,
    Myriam

    ResponderEliminar
  2. Amo el queso Mar del Plata, mi abuela siempre lo compraba en la feria del barrio, cómo lo extraño!
    Al menos puedo conseguir Gouda, pero, no es como el de la abuela.....El Gouda holandés me resulta un poquito más duro. Con las ¨nenas¨ lo consumimos ahumado con cáscara, cuando podemos comprarlo :)

    ResponderEliminar