miércoles, febrero 16, 2011

Receta de frambuesas rellenas, bombones de frambuesas o trufitas de frambuesas



Frambuesa, Raspberrie o Rubus idaeus es uno de los llamados “frutos del bosque” o “frutos rojos” con los que se preparan deliciosos tes y perfumes. Aparecen en Buenos Aires en verano junto con los arándanos y las cerezas. Es una fruta cara por la recolección manual que requiere al ser no solo pequeña sino muy frágil y delicada, pero los grandes beneficios a la salud que brinda justifican hacer un esfuerzo. Así que para los que me protestan porque pongo pocos postres fue rápidamente mi elegida de hoy. Pero no fui tan decidida a la hora de nombrar la receta, no sé si es una receta de frambuesas rellenas, bombones de frambuesas o trufitas de frambuesas. Chiquitas y delicadas, hay que tratarlas con mucho esmero y suavidad. Imperdibles.

Muy interesante planta, es una zarza o arbusto mediano del cual algunos grupos judíos creen que fue el arbusto ardiente que utilizó Dios para hablar con Moisés. Antiguamente se creía que solo se encontraba en Grecia pero hoy es ampliamente cultivada en toda Europa, especialmente en Noruega y en los países escandinavos, donde ocupa el segundo lugar en la producción de bayas. Hay un dato curioso sobre el aroma de la frambuesa. Los aromas u olores están formados por mezclas de gases, vapores y polvos disueltos en el aire, y la particular composición de cada mezcla es la que da el resultado diferente a cada cosa. El olor particular de las frambuesas se debe a que poseen “etil metanoato” o “ácido fórmico” pero esto en sí no tiene nada de curioso. Lo curioso es que astrónomos del Instituto Max Planck de Radioastronomía de Bonn, Alemania, han identificado al “ethyl metanoato” como a uno de los 50 componente de nubes de polvo en un área de la Vía Láctea llamada Sagittarius B2 . ¿Olerá esa parte de la Vía Láctea a frambuesas? El tiempo nos lo dirá seguramente. ¡Que rico, quiero viajar ya!


Ingredientes

1 bandeja de frambuesas rojas (unos 200 gramos)
50 gramos de almendras fileteadas
5 o 7 dátiles egipcios (u otros dátiles, medjool por ejemplo)
50 u 80 gramos de semillas de amaranto
2 cucharadas de azúcar blanca
2 cucharadas de miel dura, preferiblemente la no centrifugada
1 barrita de chocolate
4 o 5 ciruelas rojas GRANDES (u otra fruta para preparar un coulís)

Instrucciones

Lavar las frambuesas con cuidado (y yo no lo hice pero debe quedar muy gourmet perfumarlas en una cucharada de rhum o de coñac y dejarlas macerando mientras preparamos el relleno)
Molemos las almendras fileteadas en un molinillo de café o procesador (o las hacemos puré en un mortero)

Descarozamos los dátiles y los picamos bien chiquito (la elección de los dátiles es personal, para mí los ideales son los egipcios porque los medjool me resultan demasiado dulces, pero ambos quedan bien)

Hacemos una pasta en el procesador (un minipymer es ideal) con las almendras trituradas, los dátiles picados y dos cucharadas de miel dura (la blanda queda muy empalagosa y no da la consistencia adecuada a la pasta)

Mientras tanto preparamos pop corn de amaranto reventado y le agregamos dos cucharaditas de té de azúcar (blanca o rubia, la que prefiera, la más sana es la rubia)

Con la mitad de la pasta armamos bolitas del tamaño de un lentejón

Y luego les damos forma alargada para poder introducirlas en las frambuesas, que son tan frágiles que se revientan si colocamos demasiada masa.

Rellenamos la mitad de las frambuesas con esta pasta
Las rebozamos en pop-corn de amaranto y azúcar

A la masa restante le agregamos media barrita de chocolate rallado bien fino y

rellenamos con la nueva mezcla el resto de frambuesas.

Rallamos el resto del chocolate, lo mezclamos con el amaranto reventado sobrante y rebozamos con esto la otra mitad de las frambuesas (las que tienen pasta de chocolate)

Lavamos y pelamos las ciruelas, las picamos y las pasamos por el procesador o minipymer hasta formar un puré o coulís.

Emplatamos el culís equivalente a una ciruela por plato y encima colocamos las frambuesas rellenas, armando figuras geométricas con trufitas, todas diferentes en cada plato. Colocamos algunas láminas de almendra sobre las frambuesas rellenas. Para un comensal armamos un triángulo, para otro un círculo, para otro una cruz, una estrella, un rectángulo, un poliedro, etc.


Algunas propiedades de las frambuesas

El frambueso es depurativo de los riñones y del hígado y sus frutos se han utilizado tradicionalmente para limpiar las vías urinarias y para depurar toxinas de la sangre. Por su elevada cantidad de hierro se utiliza en casos de anemia. Sus hojas tienen propiedades antiespasmódicas, por lo que su decocción se ha utilizado históricamente para dolores menstruales. También tiene propiedades astringentes, por lo que se utilizan en casos de diarreas, dolores de garganta, inflamación de encías y llagas bucales.

Su riqueza en zinc, taninos, ácido ascórbico y ácido benzoico le dan propiedades excelentes para curar trastornos de la piel, como eccemas, dermatitis, acné, picazón y otros. También se ha comprobado que es efectiva una infusión diaria para reducir las nauseas matutinas del embarazo, y hay estudios que demuestran que las mujeres que las consumen tienen partos con menos complicaciones, aunque los especialistas aún no se han puesto de acuerdo en si es o no recomendable. Como siempre, lo mejor es ante la duda, consultar a un especialista.

Tal vez también le interesen

Frutas con chocolate y menta
Salsa de frutillas para postres
Naranjas rellenas

4 comentarios:

  1. Qué trabajito te tomaste Silvia, pero parece que valió la pena, te felicito!
    Un beso,

    ResponderEliminar
  2. Si Myriam, valen la pena realmente. Gracias! Un beso grande.

    ResponderEliminar
  3. Se ve delicioso!!! He acabado con todas las frambuesas que tenía pero lo apunto ;)

    ResponderEliminar