jueves, septiembre 23, 2010

Arrollado de polenta con queso y verduras



La polenta o harina de maíz es un alimento apto para celíacos porque no contiene gluten. Es muy conveniente para vegetarianos y para omnívoros que comen poca carne porque tiene casi un 10% de proteínas, si bien no son completas porque le faltan los aminoácidos lisina y triptofano. Es muy importante su contenido en Carotenos y Acido Fólico . Ideal para deportistas, cada 100 gramos de alimento ingerido aportan al organismo 340 kcal., un 73% de carbohidratos metabolizables, 80 mg. de Potasio, 73 mg. de Fósforo y 120 ug. de vit. A. así como vitaminas del complejo B, Tiamina, Riboflavina y Niacina. No contiene fibra, por lo cual siempre es conveniente consumir polenta con mucha verdura rica en ella.

Esta receta de hoy es un arrollado de polenta con queso y verduras que resultó muy sabroso, y al estar acompañado de verduras crudas, resultó también muy saludable.

Ingredientes
(para 6 u 8 personas)

500 gramos de harina de maíz (o polenta rápida si prefiere)
200 gramos de queso parmesano rallado (u otro queso rallado)
1 atado de acelga (o espinaca u otra verdura similar)
2 cebollas grandes
2 dientes de ajo
2 huevos
1 pimiento rojo
sal y condimentos a gusto
Aceite de oliva virgen de primera presión en frío
1 trapo de cocina, papel de aluminio grueso o rectángulo de plástico flexible

Instrucciones

Lavar todas las verduras
Cortar los pimientos en tiras y darles el mismo largo (reservar los restos para salsas, tartas o sopa o congelarlos)
Picar la cebolla, dorarla en una cucharada de aceite, agregar el ajo y dejar que se cocine también
Cocinar el acelga con muy poca agua, escurrirla y picarla
Encender el horno a temperatura máxima
Procesar el acelga, la cebolla saltada, los huevos, sal y condimentos a gusto (pimienta y perejil seco por ejemplo) en un robot de cocina tipo procesador para que quede una crema homogénea
Preparar la polenta como indica el paquete si es de cocción rápida.
Si se escogió harina de maíz común (como esta receta) poner agua al fuego y cuando hierve agregar sal y el harina de maíz en forma de lluvia. Bajar la intensidad del fuego para que las burbujas de la polenta no salten (cuidado porque si el fuego es fuerte la quemadura es muy dolorosa) y revolver con cuchara de madera casi continuamente hasta que se desprenda de las paredes de la olla. Probar para saber si está lista, si es harina molida fina está lista más o menos a los 20 o 25 minutos, pero si es harina gruesa puede demorar 40 minutos o más.
Colocar la polenta sobre el paño de cocina o sobre la plancha de plástico flexible y formar más o menos un rectángulo (si eligió un práctico papel de aluminio grueso, hay que tener cuidado de que no quede ningún trocito metálico en la masa, el cuerpo humano no sabe cómo procesar ese material ni cómo desecharlo).

Agregar encima una capa abundante de queso rallado

Agregar arriba de la capa de queso una capa de acelga procesada (más fina de la que ven en la foto, la verdad me quedó tan alta que apenas pude darle forma :-))

Enrollar con ayuda del trapo de cocina, colocar en un molde aceitado previamente y llevar 10 minutos al horno a 180° (el mío estaba tan frágil por el exceso de masa que opté por colocar el molde aceitado por encima ;-)) y después lo dí vuelta, o no iba a ser fácil manipularlo para meterlo en el molde.

Dejar enfriar un poco antes de desmoldar y cubrir con tiras de pimientos

Cortar las porciones con cuidado, es frágil y el queso derretido se derrama, acompañar de verduras crudas, como rabanitos orgánicos u otras.


Tal vez también le interesen

Polenta al horno
Como preparar Cous Cous
Recetas con avena

1 comentario:

  1. Me parecio muy buena idea para hacer polenta, debe quedar muy rico con todo lo que le pusiste, tratare de hacerla
    Besos

    ResponderEliminar