miércoles, septiembre 01, 2010

Ensalada de rabanitos y espinacas con piñones



Esta semana conseguí unos rabanitos orgánicos espectaculares. Tanto que preparé una ensalada de rabanitos y espinacas con piñones, semillas de girasol y salsa de soja, una tarta de hojas de rabanito y otras ensaladas que ya iré contando aprovechando incluso las mismas hojas del rabanito. Tampoco pude resistirme a su bonito color y sacarles una buena serie de fotos.

Rabanitos, Rhapanus sativus, considerado en la antigüedad junto con los ajos y las cebollas los salvadores ante el escorbuto y hoy día inhibidores de las células cancerosas por su gran cantidad de complejos azufrados volátiles, como el metanetiol. Se utilizan sus semillas en infusiones anti cancerosas, y su pulpa machacada como emplasto curativo sobre ulceraciones. También es altamente digestivo por su capacidad de aumentar la flora intestinal, es anti bacteriano y estimulante biliar. Por cada 100 gramos de alimento ingerido nos brinda 17 mg de Sodio, 255 mg de Potasio, 35 mg de Calcio, 28 de Fósforo, 8 de Magnesio, 1,2 de Hierro, 27 mg de Vitamina C y trazas de Vitaminas A, B. E y ácido fólico, vitamina K, Níquel, yodo, cinc, cobre, manganeso, cromo, selenio y ácido oxálico.



Ingredientes
(para 6 u 8 personas)

Un atado de rabanitos
Un atado de espinacas, las hojas más chicas
Semillas de girasol, 50 gramos
Piñones, 30 gramos
Salsa de soja
Aceto balsámico
Aceite de Oliva virgen de primera presión en frío
Sal marina

Instrucciones

Lavar las verduras
Elegir las hojas más tiernas de las espinacas, las del centro, y si tiene pocas cortar las mejores hojas grandes en trozos y reservar el resto para tartas.
Cortar los rabanitos en rodajas y ponerlos a macerar una hora en abundante salsa de soja con aceto balsámico y sal junto con las semillas de girasol y los piñones pelados.

Emplatar sirviendo un colchón de hojas verdes (radicheta tierna mezclada queda muy bien también) y colocar los rabanitos con su salsa por encima.

Esta ensalada se complementa muy bien con el agregado de huevo duro picado al momento de servir, ya que se le agrega el aporte de proteínas. También puede usarse como guarnición y queda muy elegante incluida en los menúes para las cenas de Navidad y Año Nuevo, o rn cenas formales.

Tal vez también le interesen

Rúcula con nueces
Como presentar ensaladas
Siete recetas de ensaladas para la cena

4 comentarios:

  1. Silvia:
    Es una delicia y un festejo para la vista!! Esa ensalada tiene una pinta increíble y qué colores!! Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te guste Caro!Va un beso gigante!!

    ResponderEliminar
  3. donde consigo semillas de piñones en costa rica

    ResponderEliminar
  4. Hola Anónimo, estuve revisando sitios de Costa Rica a ver si encontraba los piñones (Pinus Pinea) pero no tuve suerte, tal vez los consigas en alguna importadora de semillas españolas. Pero prueba esta ensalada solo con semillas de girasol y verás que queda muy rica, también puedes agregar almendras peladas o nueces partidas al medio, quedan muy bien. Lamento no poder ayudarte. (Entre las cosas que encontré, hay una semilla aceitosa que ustedes llaman coquitos, que tal vez es rica y apta para ensaladas, no lo sé, habría que investigarla un poco). Un abrazo, Silvia

    ResponderEliminar