sábado, septiembre 18, 2010

Recetas de manzanas, los clásicos cuadrados



Nada más delicioso que las aromáticas y saludables manzanas. En Argentina son muy conocidas las manzanas de la zona de Río Negro, una provincia con las condiciones ideales para su cultivo. Allí tengo una amiga muy querida que cada vez que visita Buenos Aires se trae de regalo una manzanas gigantes, esas tan aromáticas que de solo aspirar su perfume nos transportamos al paraíso. Esta semana pasó por casa, así que además de disfrutarlas frescas (mi receta favorita) voy a ensayar recetas de todo tipo. La manzana es muy saludable también, rica en Calcio y Potasio, muy buena para diabéticos porque ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, para disminuir el colesterol por su alto contenido en pectina y para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por todo eso es que en materia de recetas de manzanas, los clásicos cuadrados nunca faltan en casa a la hora del té. Manzanas con pasas, manzanas sin pasas, manzanas con nueces o sin nueces, con almendras, las enriquezco con lo que encuentro o a veces con nada, como hoy. Creo que variantes para enriquecer el relleno hay tantas como cocineros. Las manzanas quedan bien en buñuelos, crumble, struddel, licuados, budines, muffins, panqueques, pastelitos, tortas, tartas... la lista es interminable. La masa de tartas que se usa en los cuadrados no varía demasiado, es la clásica receta de cualquier tarta de frutas, unos gramos más o unos gramos menos de harina y manteca según el cocinero, uno o dos huevos, unas gotas de vainilla o ralladuras de limón y seguro llevaremos a la mesa una delicia ganadora que durará lo que un suspiro.

Esta misma tarta tal como la explico, si la prepara en una tartera redonda y no la corta en cuadrados, se transforma en una riquísima tarta de frutas que puede servir con una bocha de helado en una cena elegante. En ese caso en lugar de cortar la manzana en cuadraditos puede rallarla, para que quede más finita y homogénea.

Ingredientes
(para 8 cuadrados)

Masa

200 gramos de harina de trigo leudante
50 gramos de harina de amaranto
3 yemas grandes
80 gramos de azúcar
150 gramos de manteca
Ralladura de medio limón

Relleno

3 manzanas verdes
5 cucharadas de azúcar

Otros

Azúcar impalpable (glass) para espolvorear por encima
1 molde rectangular de 15 x 20 centímetros
10 gramos de harina no leudante y 5 gramos de manteca para enmantecar la fuente

Instrucciones

Encender el horno y llevar a la temperatura máxima
Lavar, pelar y picar las manzanas en daditos

Agregar a las manzanas 5 cucharadas colmadas de azúcar, revolver y reservar
Separar las yemas de las claras y reservar las claras para otras preparaciones

me quedaba un solo huevo orgánico, observen la diferencia de color
Mezclar las yemas, el azúcar y la manteca, primero con un tenedor y luego revolver con espátula de madera, quedará más o menos homogénea
Agregar la ralladura de limón y revolver un poco más

Agregar las harinas tamizadas de a poco y revolver con la cuchara de madera
Separar la masa en dos bollos, uno más grande que el otro
Enmantecar y enharinar la fuente rectangular con harina sin leudar
Enharinar un papel manteca grueso (o una fuente plana de acrílico, tiene que ser algo flexible) y colocar sobre él el bollo más grande, aplastándolo con las manos y dándole forma rectangular, de unos 20 x 25 centímetros o un poquito más, siempre más grande que la base del recipiente que vaya a utilizar.

Colocar este rectángulo sobre la fuente y cubrir también los costados del molde
Colocar la manzana rallada dentro del molde forrado(quedará completamente rodeada de masa excepto arriba)
Preparar un rectángulo de masa más chico con las manos,

(del tamaño de la fuente) y colocarlo sobre el relleno, apretando suavemente para unir la masa

Bajar el horno a 180 grados y cocinar durante 35 minutos
Retirar y dejar enfriar antes de desmoldar
Si formó costra de harina en la base, retirarla con un cuchillo
Espolvorear por encima con azúcar impalpable
Cortar cuadrados y servir acompañados de jugos o su té favorito

Tal vez también le interesen

Brownies con helado de crema
Cuadrados de chocolate blanco y coco
Príncipe Humberto, típico postre uruguayo con merengues y sambayón

7 comentarios:

  1. Uyy que cuadraditos más deliciosos, para mi no son tan clásicos, pero los haré pronto, me ha encantado. Voy a ver qué es la harina de amaranto...

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana María, el harina de amaranto no tiene gluten, conviene usarla mezclada con la de trigo, es muy nutritiva y tiene proteínas completas, ideal para la dieta de los niños y los vegetarianos. En Argentina estos cuadrados de manzana son muy comunes. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  3. Una entrada completísima y de lujo con la manzana de protagonista!!! Qué cuadrados tentadores!! Me gustó también que usaras harina de amaranto, siempre uso las semillas, pero pronto probaré la harina!!
    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  4. Se ven riquísimos, supongo que la harina de arroz haría un buen reemplazo? El libro The Botany of Desire, en su capítulo sobre manzanas, cuenta que el primer manzano de ¨deliciosas¨ surgió como de casualidad, entre montes de otras especies. El granjero estuvo a punto de tirarlo, por ¨raro¨, hasta que decidió probar el fruto. La futura producción de deliciosas fue muy apreciada y carísima. Una nursery (de plantas) compró un arbolito original (no recuerdo si el del granjero) y lo tuvieron muchísimos años encerrado entre rejas para que nadie lo toque! Su valor era de miles y miles de dólares!
    Un beso,
    Myriam

    ResponderEliminar
  5. Delicioso y esas manzanas gigantes y aromáticas me encantan.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Si Myriam, con harina de arroz son casi las mismas proporciones. Cariños!

    ResponderEliminar
  7. Riquisimo, a mi tambien me gustan mucho los postres con manzana, gracias por la explicacion tan clara.
    Besitos

    ResponderEliminar