viernes, marzo 19, 2010

Recetas sin colesterol: Tortilla con clara de huevo y quinua o quínoa



Cuando hice los Papos de Anjo o Pancitas de ángel me sobraron claras que pensaba utilizar para hacer merengue, pero como se habían salpicado con una pizca de yema me iba a costar tanto trabajo el batido para darles el punto adecuado que decidí usar la imaginación y hacer alguna otra cosa. Y que mejor que combinarlas con quínoa o quinua, un cereal muy sabroso y nutritivo que ya es considerado el súper alimento del futuro.

Pero ya les he contado tantas veces los beneficios nutricionales de este cereal sudamericano, que voy a pasar directamente a mis recetas sin colesterol como esta deliciosa tortilla con clara de huevo y quinua o quínoa, queso fresco y cebollín. La clara de huevo tiene los beneficios de las proteínas sin las grasas de la yema, ideal para dietas anti-colesterol. Las tortillitas son sin colesterol pero no el relleno que utilicé porque el queso tiene grasas, si quiere cero colesterol en la receta reemplacelo por verduras sabrosas picadas, como pimentos pelados, cebollas, ajos u otras.

Ingredientes
(para 6 tortillitas)

Para las tortillas
250 gramos de quínoa o quinua
5 claras de huevo
4 o cinco cucharadas colmadas de harina de mandioca
Condimentos: Ají picante molido, perejil deshidratado, nuez moscada, pimienta blanca y sal, una cucharadita al ras de cada uno (ojo con la pimienta y el ají si es sensible a los picantes)
Aceite de oliva o de maíz

Para el relleno 1
300 gramos de queso cremoso
Ciboullete, cebollita de verdeo o nira

Para el relleno 2
1 zucchini chico
1 tomate
6 cucharadas de salsa de tomates
Aceite de oliva o maíz

Instrucciones

Lavar todas las verduras, picar bien el cebollín, ciboullete o nira y reservar
Cortar rectángulos de queso crema o mantecoso y reservar

El relleno 2 se arma pelando el tomate y el zuchinni, cortándolos en rodajas finas y luego y cortando cada rodaja en cuatro.
Se llevan ambos al fuego un minuto en una sartén aceitada revolviendo.
Cuando se ven un poco cocidos se agregan las cucharadas de salsa de tomates, se cocinan otros dos minutos y se tapan. Reservar para el relleno.

Ahora hay que lavar muy bien la quinoa o quinua. Tal vez le parecerá un poco largo el proceso de lavado pero la verdad no lo es, es largo explicarlo pero una vez que lo aprende y se acostumbra es facilísimo. Lo expliqué por separado en ESTE POST , por favor léalo por su salud.

Una vez que ha hervido la quinoa colóquela en una procesadora o mezcladora con las claras, el harina de mandioca y todos los condimentos. Procese unos minutos. Notará que hace espuma pero si la lavó bien es más debido a la clara que a los restos de saponinas de la quinoa.

Caliente una sartén antiadherente untada con aceite y arme tortillas finas pero no demasiado, aplastando enseguida la masa con una espátula plana si no se esparcen bien hasta darles la forma adecuada parecida a la de fajitas o tortillas mexicanas.

Vaya despegando la tortilla de la sartén con movimentos circulares y una espátula y deles la vuelta cuando se doren (yo utilizo para ello otra sartén similar o una panquequera que voy calentando paralela en la otra hornalla, así no corro el riesgo de romperlas ni estrellarlas)

Ni bien las dió vuelta coloque en un lado una porcion del relleno elejido, ya sea queso y cebollín


o queso, cebollín y la salsita de zucchinni


Deje cocinar un minuto o dos y doble la mitad sin relleno sobre la otra mitad con una espátula ancha, a veces se parten un poco sin romperse del todo. Cuidado porque el queso ya habrá comenzado a derretirse.


Vaya colocándolas en los platos o una fuente intercalando las del relleno 1 con las del relleno 2 (o invente otros).

Sirva estas tortillas acompañandolas de tomates pelados en gajos y ... disfrute su almuerzo o cena.

También podrían interesarle

Papines andinos marinados con Quinoa
Pimientos rellenos con queso y semillas
Tofu con verduras y arroz o quinua

15 comentarios:

  1. Hola Silvia, gracias por el aviso, voy a tener esta receta en cuenta porque ya he visto la quinoa, estoy pensando en reemplazar la harina de mandioca (que no encuentro)por maicena. Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Silvia, me encantan tus recetas! decime, con que se te ocurriría reemplazar el queso para los que no consumimos làcteos? gracias, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Mariana, yo como poquísimos lácteos, a decir verdad les escapo. Por eso hay tan pocos postres en mi sitio, la mayoria se hacen con manteca, crema y leche! Igual, alguno pongo de vez en cuando, si una golondrina no hace verano comernos dos porciones de torta por mes dudo que nos enfermen, en fin, yo lo reemplazo con semillas de sésamo tostadas y semillas de amapola. Esas semillas les echo encima a todas las comidas, frías o calientes, pero por sobre todo hago un desayuno especial, que es el desayuno Budwig de la Dra. Kousmine, fíjate en mi etiqueta DESAYUNO que lo he puesto, es una pasta que se hace con cereales y oleaginosas, miel, limón y aceite de lino, y se unta sobre una galleta de arroz. La Dra. Kousmine lo hacía también con requesón, una especie de ricota, pero yo ahora lo estoy reemplazando por tofu blando, o por nada, preparo el desayuno sin el lácteo. El sésamo tiene diez veces más (en realidad creo que más de 10 pero no quiero exagerar) Calcio que la leche de vaca. Puse creo un post con las propiedades y lo detallé, usa las etiquetas o mi buscador para encontrar las propiedades del sésamo. O si quieres me pones un mail personal y busco otros ingredientes con Calcio entre mi literatura con mucho gusto. Mi homeópata me había sugerido una vez triturar cáscara de huevo orgánico, pero no me gusta mucho porque también me dijo que si se deposita en ciertos órganos puede generar calcificaciones. Con las semillitas de sésamo y una alimentación muy completa yo ando muy bien. Muchísima verdura y bastantes frutas. Muchos cereales. Espero te sirva mi dato, aunque solo soy cocinera e investigadora, no nutricionista. Soy profesional pero de otras areas :) con pasión por la cocina sana. Un abrazo grande y escribeme que encantada te contestaré.

    ResponderEliminar
  4. Señora Calvino !!! una urgente aclaración: la quinua es originaria de sud américa,crece en la altiplanicie andina propiamente !! buen provecho !!

    ResponderEliminar
  5. Ay cierto ya la corregí, gracias! Le cuento Señor Anónimo que el consenso es que el origen es sudamericano, específicamente de la región andina, pero aún no está del todo confirmado, hay un estudio norteamericano de la universidad de Indiana, 1976, que sugiere dos especies de quinua diferentes, una que evolucionó en Sudamérica, originaria de la zona andina y otra originaria del norte de américa, desde donde llegó a Mexico. Y luego da la relación con todas las variedades silvestres, que derivarían de estas dos, bastante complejo el tema, muy interesante para desarrollar, si logro algo de tiempo creo que voy a ampliar un poco más el tema. Cariños y gracias nuevamente!

    ResponderEliminar
  6. Estimada Silvia, podrías por favor informarme por cuantos días podrían guardarse estas tortillas en la refrigeradora o si se pueden congelar?


    Gracias por sus maravillosas recetas.



    Julieta

    ResponderEliminar
  7. Hola Julieta, ojalá leas mi respuesta, porque hace como 10 días que estoy sin responder comentarios por inconvenientes con internet. Sí, se pueden guardar en la refrigeradora sin problemas. También se pueden congelar, pero no quedan tan ricas. Si las congelas, la forma de calentarlas para que queden bien es en horno convencional, no microondas. Cariños

    ResponderEliminar
  8. sera posible que pases el video como preparas estas tortillas gracias

    ResponderEliminar
  9. Hola, puede ser que en algun momento arme un video, tal vez a fines de mayo. ¿de donde eres? Tal vez puedas venir a alguna clase de cocina y me pides esta receta expresamente. Ten en cuenta que la masa es muy quebradiza, no te preocupes si se quiebra cuando la doblas por ejemplo, ya que no afecta ni a la estética ni al sabor. Cariños

    ResponderEliminar
  10. cual es la harina de mandioca?

    ResponderEliminar
  11. La mandioca es una raíz blanco amarillenta con cáscara marron rojizo, suelen ser muy grandes. Si no la consigues usa fécula de papa. Cariños!

    ResponderEliminar