sábado, agosto 28, 2010

Rollitos de nabo crudo ideales para picadas y pinchos



El nabo es una crucífera de sabor suave y delicado, pariente del rabanito y el coliflor, que enriquece sopas y guisados de maravillas, antioxidante, rico en aceites esenciales y folatos muy beneficiosos para la salud. Si lo conservamos en el refrigerador con su raíz entera y todas sus hojas, sin lavarlo, envuelto en un trapo de cocina y una bolsa plástica, durará mucho tiempo fresco y listo para usar. A medida que se necesita se le podrán ir cortando trozos, comenzando por la raíz para que mantenga las hojas frescas, utilizándolo rallado crudo sobre ensaladas, arroces o sopas, o en pintxos o rollitos de nabo crudo ideales para picadas y pinchos crudívoros como éstos, muy efectivos para abrir el apetito. Mientras las hojas se mantengan sobre el nabo, por más feas que las vea, la raíz estará turgente. Las hojas se irán poniendo feas, primero las de afuera, hasta que le queden solo dos o tres hojitas centrales, ese es el momento conveniente para terminar de utilizarlo.

Es muy saludable su consumo crudo, ya que la cocción prolongada desnaturaliza los folatos. Aconsejable en adultos, altamente recomendado en niños y especialmente recomendable en mujeres embarazadas, por su alto contenido en folatos. Los folatos o Vitamina B 9 son un grupo de compuestos similares al ácido fólico, que participan en la formación de los glóbulos rojos y la maduración de los glóbulos blancos o leucocitos. Los folatos intervienen en el desarrollo del tubo neural del feto durante las primeras semanas de gestación y se cree que su deficiencia puede ser causa de la enfermedad conocida como espina bífida. Su deficiencia puede causar anemia y deficiencias inmunológicas.

Para los amantes de la cocina rápida, la forma de incluirlo en la dieta diaria no es tan difícil como parece, solo hay que rasparlo bien y rallarlo como una zanahoria; al ser de sabor suave puede incluirse sin temor sobre los arroces con queso, el puré de papas o de zapallo, las sopas (les da un sabor riquísimo), las ensaladas o las pastas. Si nos acostumbramos a utilizarlo rallado crudo estaremos incorporando a nuestras recetas cocidas el vital elemento crudo
del que hablaba la doctora C. Kousmine .

Entre las Brassicaceas se cuentan el repollo, el rabanito, la mostaza, el brócoli, el coliflor y otras muchas. Del nabo mismo hay muchas variedades, algunos pequeños, otros de tamaño medio (como peras) y otros largos. Uno de los más consumidos en Argentina es el conocido como nabo largo.

Para estos rollitos doy como sugerencia algunos ingredientes crudos, pero pueden usarse otros muy variados, no solo crudos sino cocidos. O quesos y jamones variados.

Ingredientes

1 nabo largo
1 tomate
1 corazón de puerro (solo las dos hojas centrales)
Alcaparras
1 palta chica
Sal y pimienta blanca

Opcional: Queso sardo

Instrucciones

Lavar todas las verduras
Pelar los tomates o no, a gusto (pelados quedan más suaves) y cortarlos en trocitos
Pisar la palta y agregarle sal y pimienta blanca
Separar todas las hojas externas del puerro hasta encontrar las dos centrales, esas que son muy finas y de color verde claro, y cortarlas en trozos de 3 o 4 centímetros
Raspar bien el nabo por fuera o pelarlo y cortarlo en tiras largas y finas con el pelapapas.
Arrollar cada tira de nabo con media cucharadita de palta picante pisada, un trozo de tomate, uno de nabo y una alcaparra.
Si se eligió combinarlos con queso sardo cortar bastones y agregarlos al rollito

El puerro es un sabor picante que puede no gustar a todo el mundo, por eso solo utilizamos el corazón, que es lo más suave, pero si se quiere dar a cada comensal la oportunidad de elegir, preparar algunos rollos solo con tomate y otros solo con puerro y queso, incluyendo siempre la pasta de palta y alternando las alcaparras.


Otras recetas con nabo

Sopa crema del Rey
Arroz con verduras
Pimientos rellenos

6 comentarios:

  1. Hola Silvia, hoy fui al super árabe y finalmente me hice de las semillas de chia! y la harina de habas, ya te contaré cómo resulta, veré de reemplazar la harina de garbanzos para hacer fainá, que tanto extrañamos. Incluso ví unos ¨cereales¨ embolsados de soja, muy irregulares. En EEUU las recetas tradicionales, de la época colonial, utilizan el ¨turnip¨ (rábano) cocido en muchas recetas, aún se vende pero no todos saben cómo se consume. Muy bueno tu post,
    un beso,
    Myriam

    ResponderEliminar
  2. Esta receta gana el premio en originalidad, qué buena forma de comer verduras crudas! Te agradezco mucho, se aprende mucho con tus post. Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  3. Caro queda riquísima, también se puede untar la tira de nabo con un poquitín de mayonesa de puerros o mostaza casera (o la clásica) (está la receta en el blog) y luego arrollarla con algo adentro. O la combinación que te dicte tu creatividad. Besos

    ResponderEliminar
  4. Myriam ¿harina de habas? es muy nutritiva, y seguro vas a preparar algo riquísimooo!!! Ya lo veré en tu blog. besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Silvia, quedamos con Luis que vamos a hacer la receta idéntica como si fuera de garbanzos. Te aviso acerca del resultado. Ayer me tuvieron todo el día haciendo milanesas, estaban desesperados, hace como tres meses que no hacía. Les advertí que las iré racionando, hoy me toca empanadas y verduritas para mí, no les puedo seguir el tren a estos glotones...
    Un beso,

    ResponderEliminar
  6. Esta noche paso por tu blog, no me pierdo el capítulo!! Cariños

    ResponderEliminar