martes, octubre 25, 2011

Tostada de brócoli al parmesano con huevos poché en camisa




Bueno, seguimos con la tanda de recetas originales para aprovechar los troncos del brócoli y/o la coliflor. En esta cocina no se tira nada. Esta receta la podemos hacer con todos esos tronquitos que nos han sobrado o también con brócolis frescos trozados en varios pedazos.

Me di el gusto de preparar algo que venía planeando hace rato, y es hacer una especie de tostada crocante y grande al horno con las verduras sobrantes de otros platos, cubierta de queso parmesano derretido. Podemos usarlas como guarnición y acompañarlas de arroces, pollo o ensaladas, o transformarlas en un plato elegante con un toque de imaginación. Las llamo tostadas de brócoli al parmesano con huevos poché en camisa porque la base es cuadrada y plana y el huevo poché está oculto dentro del tomate. Para rematar, más brócoli, pero esta vez en forma de brotes.

Tostada de brócoli al parmesano con huevos poché en camisa

Ingredientes

1 atado chico de brócoli (o ya sabe, los tronquitos sobrantes)
2 dientes de ajo
2 huevos para la tostada
100 gramos de queso parmesano rallado
Condimentos para pizza
Tantos tomates y huevos como porciones vaya a presentar
Salsa de soja
Sal
Aceite de oliva de primera presión en frío

Opcional: Queso mantecoso o Queso de soja

Instrucciones

Hervir los brócolis y los ajos en abundante agua caliente, sin sal

Una vez tibios escurrirlos y picarlos grueso
Trozarlos en la procesadora con dos huevos y condimentos para pizza y sal hasta que quede una crema, si puso mucho brócoli, agregar otro huevo.
Untar una bandeja plana con aceite de oliva, colocarle encima la mezcla, y cubrirla por completo con el queso parmesano rallado. Debe quedar fina, de unos dos centímetros de alto como máximo.

Llevar a horno bien caliente por unos diez o quince minutos o hasta que el queso se derrita y se una a la masa.

Pelar los tomates pasándolos un minuto por agua hirviendo y ahuecarlos en el centro, primero con un cuchillo y luego con una cuchara, para quitar incluso las semillas.
Salpimentar los tomates
Opcional, colocar dentro de cada tomate un trozo de queso, de soja o de leche. Si es de soja condimentarlo bien con nuestras especias favoritas.
Poner a hervir agua con sal, salsa de soja y provenzal de ajo y perejil para armar los huevos poché.
Cascar cada huevo sobre un cuenco pequeño.

Cuando el agua está hirviendo, ir armando los huevos DE A UNO, arrojándolos al agua en ebullición desde el cuenco en el que los colocamos, deben quedar bien tiernos, apenas tienen que tener la cocción suficiente para que nos sea fácil manipularlos, la yema en lo posible debe estar cruda.
Retirar cada uno con espumadera y meterlos con cuidado dentro del tomate, cuidando que no caiga agua dentro del mismo.

Darlos vuelta y colocarlos sobre la masa cocida de brócoli y queso parmesano
Colocar cada uno sobre una esquina de la fuente, como para cortar luego cuadrados debajo del tomate y servirlos así. O armar una cuadrícula mentalmente si son más.

Llevar al horno por otros diez minutos.
Cortar cuadrados con cuidado para que no se rompa nada, cubrir con brotes de rabanito o brócoli y servir. El resto de la decoración que ven son flores comestibles de Nira.



Tal vez también le interesen

Tortillas sin colesterol
Tallarines caseros
Verduras Orientales: Nira

5 comentarios:

  1. wowwwww, que alta cocina por dios!! y vegetal! esto me lo llevo a mi cocina, que ricoooo
    elrinconvegetarianodemarga.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Este plato está para un cuadro, es tan lindo que dá lástima comerlo!!! Te felicito, me parece una exquisitéz...Besitos!!!

    ResponderEliminar