miércoles, junio 09, 2010

Arroz con vegetales y queso



En España los llaman “Arroces” y con razón, porque no hay muchas otras formas de llamar a esas preparaciones en las cuales el arroz es el ingrediente principal que se acompaña de ingredientes diversos. El arroz es tan versátil que se puede servir con casi cualquier cosa. Hemos visto ya que lo podemos usar como masa, apisonándolo con huevos para hacer una masa salada o hacer una pizza sin horno , o con leche y azúcar para preparar budines dulces. O podemos hacer croquetas o cazuelas . En las mesas orientales, un cuenco de arroz blanco fino hervido reemplaza a la hogaza de pan. Hoy vamos a preparar un nutritivo plato que se podría llamar “ensalada de arroz”, “arroz primavera” o simplemente “arroz con vegetales y queso”.

Este arroz es muy sano no solo porque utilizamos en esta oportunidad arroz integral orgánico, sino porque los ingredientes y los condimentos están pensados para brindarle a su organismo la mayor cantidad de nutrientes necesarios posibles. Tiene el calcio de las semillas de sésamo y del queso, las proteínas completas del amaranto, las “crucíferas” (anticancerígenos) del brócoli, los beta carotenos del tomate, el yodo de la sal marina, los aceites esenciales del nabo rallado, las vitaminas del aceite de oliva virgen de primera presión en frío, los carotenoides de las zanahorias, los flavonoides presentes en la salsa de soja y los beneficios del “Cruco” por tener varios ingredientes crudos más el cebollín que se agrega al final.

En esta oportunidad, casi todo el plato fue preparado con productos orgánicos, el arroz, las verduras, los huevos, el aceite de oliva, casi todo. Así que decidí no arruinarlo hirviendo el arroz con agua de la canilla. Hoy me di el gusto de hervir el arroz con agua mineral ¿como iba a arruinar semejante mar de vitaminas y salud con agua clorada? Elegí la mejor agua de manantial que pude encontrar en el mercado.

La preparación completa le puede llevar como mucho media hora de su tiempo, porque mientras espera que hierva el arroz puede lavar y picar los ingredientes y saltear las cebollas y semillas.

Ingredientes

200 gramos de brócoli
200 gramos de arroz integral Yamani orgánico (50 gramos por persona)
1 tomate redondo
1 zanahoria
1 nabo chico (equivalente a una zanahoria)
1 planta de cebolla de verdeo
100 gramos de queso gruyere
2 cucharadas de semillas de amaranto
2 cucharadas de semillas de sésamo blanco (ajonjolí)
1 cucharada de semillas de chía
1 cucharadita de sal marina
1 cucharada de salsa de soja
Aceite de oliva virgen de primera presión en frío

Instrucciones

Hervir el arroz en tres partes de agua y cuando ha absorbido la mitad del agua (más o menos a los 10 minutos) colarlo (para retirar todo el almidón) y cubrirlo nuevamente con bastante agua. Ir probando hasta que los granos tengan el punto que le gusta (unos 10 minutos más generalmente, dependiendo del tamaño de la hornalla) y en ese momento colar el agua excedente, pero inmediatamente dejarlo en el mismo recipiente en el que lo hervimos sobre la hornalla todavía caliente, taparlo con su tapa o un plato y cubrirlo con un repasador grueso para que mantenga el calor y absorba toda el agua excedente

Lavar todas las verduras
Rallar la zanahoria y el nabo
Picar el queso gruyere y el tomate en dados chiquitos

Dejar el brócoli en remojo media hora en agua de la canilla (clorada, ya que justamente por ser orgánico podría haber algún bichito entre los pequeños caputtos o “arbolitos” como dice mi sobrino). Escurrirlo y separar en lo posible a mano todos esos “arbolitos” y cortarles el cabito para que quede solo la parte mas tierna en la ensalada, reserve esos tronquitos junto con el tallo grueso para sopas o tartas.

Picar la mitad de la cebolla de verdeo, la parte cercana a la raíz y saltearla en aceite de oliva de primera presión en frío (es el que mejor soporta altas temperaturas). Picar el resto, la parte verde de las puntas y reservar.

Moler las semillas de amaranto y de sésamo en un molinillo de café y tostarlas en una sartén (sin aceite) con una cucharadita de café de sal marina, pero tostarlas apenas, el objetivo es ablandarlas un poco y dorarlas apenas, cuidado porque se queman enseguida. Notará que revientan las semillas de amaranto que no se molieron totalmente.

Mezclar todos los ingredientes (excepto la cebolla de verdeo reservada) condimentar con aceite de oliva, salsa de soja y el condimento que preparó al fuego con sal marina y semillas de sésamo y amaranto. Dejar que cada comensal rectifique la sal si hace falta. Al momento de servir salpicar con la cebolla de verdeo picada que reservó y las semillas de chía.

Este plato puede prepararse con muchos ingredientes, puede reemplazar las crucíferas del brócoli por coliflor crudo preparado de la misma manera, el arroz por semillas de quínoa bien lavadas y hervidas , con lo cual aportará aún más proteínas de alta calidad, el queso por huevo duro picado o una lata de atún si no es vegetariano, puede agregar hongos, aceitunas u otros sabores picados y salteados, ananá trozado, arvejas, puede saborizar con ajo si gusta, o puede agregar lo que su imaginación y su gusto le dicten. La idea es complementarlo con ingredientes que lo conviertan en una comida completa por sí misma.



¿Sabía que el brócoli además de ser bueno contra la anemia y el estreñimiento, regula el equilibrio hormonal y el nivel de estrógenos? También asegura la ciencia actual que es anti-radicales libres, sobre todo los que afectan al colon y a los senos. Por su alto contenido en potasio, vitaminas y antioxidantes naturales es altamente recomendado para levantar el sistema inmunológico y solo aporta 23 calorías por cada 100 gramos.

Recetas similares

Arroz con tortilla
Arroz tropical
Budín de arroz con frutillas

Tal vez también le interesen

Paella Valenciana
Timbales de arroz integral
Hamburguesas de arroz y setas

2 comentarios:

  1. Arroz y vegetales, que bueno ........ me recuerdo de un plato asi que habia comido en Puerto Pyramides ( Peninsula Valdes ), riquisimo !

    ResponderEliminar
  2. y que lugar maravilloso Puerto Pyramides no? Recuerdo que una amiga que vive allá hizo un asado vegetariano muy interesante. cariños

    ResponderEliminar