lunes, noviembre 14, 2011

Receta de salmorejo a la Italiana



Es muy agradable en verano abrir la heladera y encontrarnos con un fresco y estimulante salmorejo, esa sopa fría típica de la cocina española. Y por qué no recrearlo con una variante, eso de repetir la receta siempre igual no va en mi cocina. Se me ocurrió combinarlo con escallas de parmesano y rúcula, esa hierba olorosa típica de la cocina del norte de Italia. Por eso llamé así a mi receta, receta de salmorejo a la Italiana, en honor a mi abuelo español (Mendavia) y a mi abuela italiana (Pavía). El nombre “ salmorejo a la italiana” tiene muchas “a”y creo que suena bien por eso. Y por eso me gustó, porque si comemos con los ojos tanto como con el paladar… seguro que nuestros oídos también disfrutarán mucho mejor si el nombre del plato suena musical. El olfato ni les cuento, con este plato estará de parabienes. También podríamos llamarlo Salmorejo Fantasía, en fin, a gusto del que haga la versión, sin olvidar que el origen de esta delicia, sin el agregado de rúcula y parmesano, nació en España.

Ingredientes
(para seis porciones)

1 kilo de tomates maduros (unos 6 tomates)
2 dientes de ajo
Miga de ½ kilo de pan casero
Aceite de Oliva virgen de primera presión en frío, 3 cucharadas aproximadamente
Vinagre de vino, dos cucharadas (o a gusto)
Agua fría, cantidad necesaria (aproximadamente medio vaso)
Sal marina

1 atado de rúcula mezcla de la italiana con la clásica.
100 gramos de escallas de parmesano rallado,
3 huevos
100 o 150 gramos de jamón crudo
20 gramos de semillas de chía
2 ramitas de perejil

Instrucciones

Pasos previos
Lavar la rúcula y picarla en trozos de 2 centímetros de largo aproximadamente.
Rallar el queso parmesano con la parte más gruesa del rallador
Lavar los tomates, cortarlos en cuartos, sacarles las semillas y las partes duras.
Pelar los ajos y picarlos fino
Cortar las costras al pan en forma prolija, para que queden ideales para hacer tostadas, y desmenuzar la miga, picándola bien chiquita con cuchillo aserrado.

Hervir los huevos, dejarlos enfriar y luego picarlos finamente.
Picar el jamón crudo en cuadrados de aproximadamente UN centímetro por lado (no hace falta medir con centímetro ok :D? )

Preparación
Colocar los tomates, el ajo y la sal en el minipymer, la procesadora o el mortero hasta que queden hechos crema. Pasarlos entonces por un cedazo para retirar todos los restos de celulosa de la cáscara del tomate.
Volver la mezcla al vaso del minypypmer, agregarle la miga de pan, dejar reposar 10 minutos y entonces seguir procesando hasta que todo se desintegre, no deben quedar grumos. Agregar el aceite de oliva en forma de hilo como cuando hacemos mayonesa casera.
Agregar el agua fría y el vinagre de vino y seguir procesando en el minipymer.
Enfriar en la heladera por lo menos dos horas
Hacer una cama de rúcula picada y escallas de parmesano en una cazuela o un plato de sopa

Colocar encima 3 o 4 cucharadas de la sopa de tomates y ajos
Salpicar de huevo duro picado
Topicar con jamón crudo o serrano picado

Salpicar con semillas de chía y rematar con un trocito de perejil fresco.
Servir esta sopa como entrada, bien fría

Diez minutos antes de servirla llevar al horno los trozos de pan reservados y tostarlos un poco.
Complementar la sopa con estas tostadas de pan o rodajas de pan integral tostadas.

Este plato es ideal para servirlo como entrada en una cena formal o para la cena de las fiestas de fin de año.

Tal vez también le interesen

Gazpacho de tomates
Sopa de vegetales rallados casi mediterránea
Salmorejo español

2 comentarios:

  1. Hola,sos muy amable,Gracias! Quedó interesante, la rúcula combina muy bien con esta delicia española que es el salmorejo. Un beso para Sevilla!

    ResponderEliminar