martes, diciembre 21, 2010

Receta de Navidad. Receta de garrapiñadas de maní.





Se acerca la Navidad, son muchos los preparativos en todas las casas y en todos los países el mismo problema, precios aceleradísimos. Y yo tengo paciencia pero a veces... no taaaantaaaa ¿porqué comprar frutos secos a precios tan exorbitantes? Entonces rescato las recetas de la abuela, esas sencillas recetas con muchas calorías pero muy ricas, que hacían las delicias de los chicos en la Navidad. Y así fué que para esta Navidad, decidí que no voy a comprar confituras de avellanas ni de almendras ni de nueces ni de nada, solo voy a presentar varios platos con confituras caseras, como estas garrapiñadas de maní. ¿Si estoy en rebelde? Siiiiiiiiii, así que aqui va mi propuesta con una simple receta de Navidad. Receta de garrapiñadas de maní, sencillita pero hoy en casa no quedó ni una. Y las fotos van en secuencia.

Ingredientes
(tiempo de preparación 45 minutos para 200 gramos de maní)

1 taza de maní crudo sin quitarle la cáscara interna
1 taza de agua
1 taza de azúcar
Unas gotas de esencia de vainilla
Una olla de cobre


















Instrucciones

Llevar todos los ingredientes al fuego sobre olla de cobre a fuego bien bajo, o fuego “coronita”.
Revolver continuamente hasta que se consuma todo el líquido y el azúcar se vea cristalizada.
Retirar en ese momento del fuego y seguir revolviendo.
Volver a colocar la olla al fuego y revolver continuamente hasta que las garrapiñadas se vean doradas.
Volcar las garrapiñadas sobre la mesada de mármol o sobre una bandeja
Separar las garrapiñadas mientras las deja enfriar
Una vez bien frías, envasarlas en algún frasco hasta la Navidad, el Año Nuevo u otra fiesta.

Tal vez también le interesen

Receta de Príncipe Humberto
Trufas de chocolate y amaranto

7 comentarios:

  1. Silvia, lo veo y se me hace agua la boca, vengo de cenar zapallo relleno, lentejas, y unas papas fritas robadas a los hombres, no puedo seguir mirando estas fotos, me encanta la garrapiñada.... Me dió hambre otra vez, qué mal, jajajaja,
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ah, y hermosa sartén me fascina la vajilla de cobre, siempre soñé con una cocina enorme con vajilla de cobre colgando, ahí quedó, en los sueños...

    ResponderEliminar
  3. Sí, la vasija de cobre es un gusto caro, a menos que la heredes de alguien. Pero vale la pena, más para usarla que para colgarla, como veo que muchos la usan, aunque quedan preciosas en las cocinas. Hay que saber cuidarla pero vale la pena. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Qué buena idea!! Tenés mucha razón, además del precio de las confituras y frutos secos, estas garrapiñadas caseritas son una locura...Me imagino el olorcito en casa al hacerlas!!
    Silvia tenés idea de cuanto antes puedo hacer el pan dulce para que éste no llegue seco al 25??? Besitos!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Caro, a partir de hoy te llega bien si lo hacés con harina de trigo. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  6. ola el mani crudo se debe remojar

    ResponderEliminar
  7. Hola Anónimo! ¿Para sopas te refieres? Estas garrapiñadas de la foto las hice sin remojarlos y quedaron perfectas. Igualmente voy a probar como dices a ver que diferencia final se logra. Un abrazo!

    ResponderEliminar